Refurbi da una nueva vida a dispositivos móviles usados, los ofrece a precios reducidos e impulsa el consumo legal y sostenible


Nosotros creemos que el acceso a la información es uno de los recursos más importantes para el desarrollo del ser y que pocas herramientas facilitan este acceso como los dispositivos móviles. Se han vuelto una extensión de nosotros y hoy en día es muy difícil vivir sin ellos.

Si bien decenas de marcas producen millones de dispositivos móviles por año, estos llegan a Colombia a precios muy elevados. Esto hace que su acceso sea limitado y, adicionalmente, da cabida al contrabando y al robo, actividades que afectan gravemente el desarrollo social y económico.

Para colmo de males, el desecho electrónico está en su punto más alto en la historia y es la fuente de residuos de más rápido crecimiento en el mundo, esto porque seguimos comprando nuevos dispositivos y rápidamente nos deshacemos de los anteriores, y lo hacemos de formas que dañan el medio ambiente.

Es un dilema complicado: por una parte, estos dispositivos son súmamente útiles y convenientes para nosotros, pero por otra, por obtenerlos podemos llegar a afectar negativamente a la sociedad y al medio ambiente.

Pensando en darle alivio a esta encrucijada y brindarle a los colombianos una alternativa asequible, legal, de alta calidad y sostenible, una solución elegante y sencilla se nos vino a la mente: extender y aprovechar al máximo la vida útil de los dispositivos. Así nace Refurbi.

Y es que gran parte del problema es que los dispositivos móviles, que en promedio pueden funcionar bien, sin mayor intervención, alrededor de 5 años, se están reemplazando con solo un año de uso y, peor aún, los “viejos” se desechan o se guardan con el 80% de su vida útil intacta.

Por eso Refurbi se dedica a dar una nueva vida a dispositivos móviles en desuso y los reacondiciona para dejarlos como nuevos a precios reducidos, logrando extender el ciclo de vida de estos tanto como es posible y dando a otros la posibilidad de aprovechar lo que unos a penas usaron.

Así podemos dar acceso a dispositivos móviles a muchas más personas, conseguimos menoscabar el mercado ilegal y reducimos en más del 90% el impacto ambiental.